SERIGRAFÍA | DISEÑO | CURSOS

¿Qué es la serigrafía?

Pantallas de serigrafía

La serigrafía es una técnica de estampación que consiste en hacer pasar tinta a través de una malla tensada en un marco. El diseño que determinará las zonas de la malla por las que pasa la tinta y por las que no, lo aplicaremos mediante un proceso de emulsión y revelado.

Parece sencillo, ¿verdad? Lo es, aunque antes de adentrarte en este mundo es recomendable que sepas un poco más del proceso y los materiales.

La malla, pantalla, seda o sablón. La tela tensada y montada sobre un bastidor tiene distintos nombres, si bien nosotros usamos el término pantalla. La serigrafía es una técnica en la que se estampa por capas, por lo que necesitaremos una pantalla por cada capa a estampar. No todas las pantallas son iguales ya que existen distintas hilaturas (algo semejante a la resolución), dichas hilaturas las deberemos combinar con el tipo de tinta que vamos a usar teniendo en cuenta el material a estampar. Se empieza a complicar ¿verdad?

El proceso de emulsión y revelado. Cada pantalla necesita de un proceso de emulsión y revelado que se realiza mediante un químico fotosensible y un haz de luz. Nuestro diseño lo deberemos interponer entre la luz y la emulsión por lo que necesitaremos por cada capa un positivo opaco/transparente que cumpla con esta función. Los positivos se pueden hacer a mano o mediante impresoras con tinta opaca, si el tamaño es muy grande o se necesita ajuste entre los distintos colores deberemos filmar dichos positivos, uno por color.

La tinta. En LA COSMONAUTA usamos básicamente tintas al agua ya que son las más ecológicas y en nuestra opinión las que mejor quedan y son más duraderas. Hay una variedad increíble de tintas, desde las muy opacas a las semi-transparentes, pasando por todo tipo de variaciones como las fosforescentes, las metálicas, las fluorescentes, las corrosivas, las hinchables, etc., imposible listar todas. Lo que determina qué tipo de tintas usar es el material a estampar, una tela negra necesita tinta con más pigmento que una tela blanca y la tinta con más pigmento necesita de una pantalla con menos hilatura y aquí seguimos complicándonos.

Nos quedaremos con una idea básica para hacernos una idea de las pantallas que necesitaremos. Será una por cada color, éstos se necesitan referenciar mediante el sistema Pantone siempre que se pueda. La serigrafía está llena de salvedades, de hecho el número de colores no siempre corresponde al número de tintas. Por ejemplo, podemos obtener un tercer color al superponer una capa de tinta semi transparente sobre otro color ya estampado.

¡Ojo! No todos los materiales admiten cualquier tinta ni todos los efectos se pueden aplicar como una tinta. Si el diseño que estás pensado contiene elementos que se salen de lo común es mejor consultarnos. Nosotros podemos estampar con tintas solventes, de doble componente, foils, etc. siempre bajo pedido.

La estampación. Estampar es sencillo si has tomado las decisiones correctas en cuanto a diseño, pantalla y tinta. Consiste en hacer pasar la tinta de un lado al otro de la malla aplicando presión con una racleta.

 

Como últimas apreciaciones comentar que no se pueden estampar degradados al uso, que el registro de colores no es el mismo que puedes obtener con otras técnicas y que siempre existe un pequeño % de merma en las prendas. Todo lo que nos aporta la serigrafía y sus condicionantes (estampar por capas, las transparencias, los fallos de ajuste, etc.) son los que confieren el encanto a esta técnica que amamos.

¡Únete a nuestro boletín!

Déjanos tu dirección para recibirlo

Busca en la tienda